¿Y si tengo hambre? ¿Habrá algo de comer?

Si, claro. Tenemos la inmensa suerte de poder diseñar la carta con tipos muy pro y con mucha experiencia en el campo de la restauración. Tenemos a vuestra disposición unos cuantos platos de comida fresca y natural, baja en grasas y donde no faltan algunos platos veggies. Ensaladas, nachos, bagles, tostas y nuestra especialidad, los sandwiches de pan danés. Platos sencillos pero elaborados con mimo y siempre con productos de calidad. Para compensar tanta comida sana, pasamos a los postres: bizcochos, brownies y cookies. Todo artesanal, biológico y ecológico, donde se han sustituido los ingredientes procesados industrialmente por productos naturales.

El café merece una atención especial. La preparación corre a cargo de baristas con experiencia, donde el mimo y cuidado por cada café será esencial. Contamos con un producto sublime tostado por un maestro tostador de forma prácticamente artesanal. Además, contamos con él para llevar a cabo la elección del blend, la cafetera y el grinder que usaremos en el local, que como no puede ser de otra manera -y no es por tirarnos el pisto- será tope gama.